Aprende a manejar tu ansiedad
maneja el estres

Ansiedad! Tú la controlas? o ella a ti?

Deja de evitarla ya!

A menudo te sientes al límite? intranquilo? desbordado? Sientes por momentos que te está ganando la ansiedad? Vives anticipándote a lo que va a venir y te robas el presente? Pones sobre el cuerpo cuestiones emocionales? Tus ideas negativas lo son todo? La angustia y la ansiedad por momentos te gobiernan? Se deorganiza tu pensamiento y tu conducta? Sientes que pierdes el control?

Deja de sentirte acorralado por la ansiedad, pues cuanto más escapas, más te corre….enfréntala! verás que es posible!

Gana tolerancia

Imagina a la ansiedad como un adversario, (bueno, creo que ya lo haz imaginado antes, cierto?) Como todo buen adversario nos conviene estudiarlo, aprender de él. Verás que una vez que aceptes conocer la ansiedad, te será mucho más fácil controlarla.

Posiblemente ya te haz dado cuenta que todo este tiempo te pasaste evitando la ansiedad! Pero tal vez no fuiste conciente, cómo de esta manera, día a día, ella ha ido invadiendo cada vez más tu vida. Sin darte cuenta tú la haz hecho más fuerte. Evitándola, la haz fijado más a tu vida!

Desandando el camino

La ansiedad no es nuestro adversario, pensarla así solo va a aumentar tu tensión y esa sensación de sentirte más inseguro y vulnerable.

La ansiedad es un síntoma, una reacción interna, un pedido de ayuda. Algo que te avisa que las cosas no están funcionando bien. Una señal de alerta que si bien te genera malestar, si lo piensas bien, busca que te detengas y que algo cambie en tí.

Cambia de perspectiva

Cómo se llegó a esto? comienza a pensar cómo vives cada día? Desde dónde te paras para ver la realidad?… desde el miedo? desde la exigencia? desde la necesidad de control? desde los problemas? desde dónde…?

Estamos acostumbrados a mirar la vida siempre desde un mismo lugar, el nuestro. Generalmente no cuestionamos esa mirada, tal vez dudemos de muchas cosas pero no intentamos ver la vida desde otro lugar; cambiar de perspectiva.

Busca otros cristales

Si miras la vida con los lentes del miedo, solo verás miedo. Y si la miras con los lentes de la desconfianza, verás solo desconfianza… pero si logras cambiar de lentes…?

Si te animaras a cambiar de perspectiva, eso simplemente te ubicaría en otro lugar. Cuál es el lugar desde dónde te gustaría mirar la vida si pudieras? Tómate un tiempo para pensarlo.

Cambia de signo

Tal vez ya lo haz notado, pero los lentes con los que generaste tanta ansiedad en ti tienen un signo menos, de negatividad. O es el miedo, o la inseguridad o los celos lo que dominan tu vida pero siempre es negativo. Piensa si pudieras elegir cambiar de lentes por unos positivos, tal vez verías la misma realidad, pero esta vez la verías desde la confianza, desde la seguridad, desde la esperanza y sería la misma realidad.

Nunca pienses que no te queda otra. Otra opción siempre te queda. Elige con qué lentes quieres mirar, elige cómo quieres vivir, elige cómo quieres verte.

Arma tu estrategia

Para afrontar la ansiedad es necesario que desarrolles un plan de acción, trata de hacer una lista lo más detallada posible que vaya de cero a cien. busca poner en el cero algo que hoy no te cueste hacer, comer, dormir o incluso respirar, en el extremo del cien pondrás lo que hoy más te cuesta, por ejemplo, salir a la calle, ir a una reunión, hablar en público, tú sabrás. Busca ser meticuloso en toda la escala restante, para cada número, busca hacer algo que signifique un desafío mayor hasta llegar a cien.

Créeme, no pierdes tu tiempo, todo el tiempo que inviertas en hacer esta escala, lo hará más fácil luego.

Sé constante

Hay dos cosas que garantizarán tu cambio: tu compromiso y tu constancia. Tu compromiso, porque es tu necesidad de cambiar lo que te va a ayudar a amortiguar el esfuerzo. Y tu constancia, va a ser que lo puedas sostener en el tiempo y de esta forma el cambio se instale.

No pases al siguiente número de tu escala antes de haber dominado por completo donde estás hoy. La medida es que le hayas ganado a la ansiedad. Si no es así, quedate allí y trabaja hasta logarlo. Trabaja con tu respiración, medita si puedes, aliéntate, tu apoyo es importante, muéstrate lo positivo y vuelve a intentar.

Valora el proceso

Estamos acostumbrados a medir nuestro éxito, solo a través de resultados. Si bien los resultados son importantes, aprende a valorar el proceso, el camino, porque aquí está la esencia de tu cambio. Cuando llegues a tu meta, ya lo habrás logrado.

Festeja cada pequeño logro que tengas, ni importa lo pequeño que sea. Todo suma. Es importante que tú los veas porque te irás apoyando en cada uno de esos logros para ir por más.

Conviértete en tu mejor amigo

Forma equipo con gente capaz de ayudarte y alentarte en este cambio.

Sé tu mejor amigo. Habla bien de ti, defiéndete, compréndete y anímate.

Si tú estás de tu lado, nada se pondrá en tu contra.

Pensamientos positivos

Tal vez ya te hayas dado cuenta que a diario te asaltan pensamientos negativo, o tal vez estés tan acostumbrado a convivir con ellos que ni siquiera los registras. Pero si empiezas a prestar atención, te darás cuenta que esos lentes con los que ves la realidad tienen los cristales de esos pensamientos negativos. Que arraigan tanto en ti, que hasta llegan a ser el conjunto de creencias que te dominan silenciosamente.

Presta atención a esos pensamientos, regístralos, hazlos cada vez más concientes. Intenta contrarestar su efecto ubicando en su lugar el pensamiento positivo que se le opone. Comienza por custionarlos! Duda de ellos porque estas creencias te han llevado hasta este lugar del que hoy quieres salir.

Y si no es ahora, cuándo?

Sé que tienes miedo, pero tambien sé que no quieres vivir más así. Anímate, puedes empezar a cambiar. No te detengas, no escuches tu miedo, mira tus ganas de vivir mejor. Si le haces caso a tus miedos nunca encontrarás el momento perfecto. Empieza ya, porque ahora es el mejor momento!

Si sientes que solo no puedes, pide ayuda a un profesional psicólogo

Compartir en:

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *