Encuentra la salida a tu crisis
sal de tu crisis

Es posible salir de tu crisis?

Piensas que es demasiado tarde?

Haz probado muchas cosas y nada te funciona ? llevas tiempo buscando soluciones a tus problemas? Estás a punto de resignarte y aceptar que no queda otra forma de vivir, que vivir con malestar? En el fondo crees que ya es demasiado tarde? No te conformes! Quiero mostrarte como empezar a salir de tu crisis, ahora!

Hace cuánto tiempo que te sientes así? Estancado? Empantanado? Resignado? Sin una dirección… no sabes cómo salir… y la ansiedad, la angustia y el malestar se hace cada vez más espeso y más profundo. Y casi te haz acostumbrado a vivir mal la vida?

Tal vez hasta haz llegado a pensar que tus problemas no tienen solución! Puede ser que la cuestión no esté en la solución que tanto buscas y no aparece, tal vez estés planteando mal el problema y por eso todavía no haz encuentrado la solución.

Sin soluciones mágicas y sin recetas!

Antes que nada quiero decirte dos cosas importantes, la primera, no existen las soluciones mágicas, existen las soluciones trabajadas, si te animas, te arremangas, y te comprometes en el cambio, aquí estoy yo para ayudarte, a que tú, te ayudes. Tú crearas tu propia receta a tu medida. La segunda cosa, no te desanimes, veras que si trabajamos en equipo cada vez te sentirás mejor! Llevo más de 20 años trabajando como psicoterapeuta, mi fórmula esta probada y te aseguro, que no seras tú la excepción.

Armando tu caja de herramientas

Presta atención! Aquí van algunas herramientas que te ayudarán a salir de tu crisis.

1- Implícate! Se tú parte del problema! Cómo? Sí, sé tu parte del problema! Hazte cargo, revisa. Cuál es tu responsabilidad en este asunto? podrías haber actuado diferente? haber tomado otras decisiones?. Si te quedas fuera del problema habrá muchos aspectos de el que no llegarás a entender, (y piensa, si no serán algunos de estos aspectos los que te faltan entender para salir de tu crisis). Porque si eres parte del problema, también serás parte de la solución!

2- Cambia de perspectiva! Hacer o pensar una y otra vez de la misma manera solo te llevarán al mismo lugar, sería sorprendente encontrarte con resultados diferentes. Es un laberinto mental que solo sirve para atormentarte. Atrévete a ponerte de la vereda de enfrente, vé tu problema desde otro lugar. Cuestiónate!

3- Sal del lugar de víctima! No existe un lugar peor, creeme, que ser una víctima por elección. Porque no es un lugar desde el que puedas actuar. Solamente tienes que centrarte en tu lástima y sacar el «rédito» que esto produzca. Convencerte día a día que no puedes, acurrucarte en la mirada lastimera de los demás, disfrutar de ser el centro de atención y seguir regodeandote!… Sal de este lugar ahora mismo!. La lástima y tu lástima, en particular no te permiten actuar, no te permiten buscar esa salida que tanto quieres, porque ya estas haciendo algo, estas sintiendo lástima! Y esto, a la larga, te costará caro!

4- Desdramatiza! Ríe más! Haztelo fácil, quítale importancia a lo que sea, que de veras al final muy pocas cosas son importantes! Quien tiene la risa como herramienta corre con ventajas! Que no te sale reirte? Que no le encuentras la gracia? Mírate! Para empezar, debe haber algo que te cause gracia de ti! Descomprime, libera tensiones! ríete de la situación, ríe más! verás, qué alivio! Y cómo poco a poco la realidad empieza a cambiar de color, empieza a serte más amigable! No te exijas, compréndete más!

5- Sal de tu burbuja! Tal vez estás tan abrumado por resolver tu situación que sin darte cuenta cada vez se ha ido haciendo más grande y ha llegado a ocupar el centro de tu vida. Te acuestas y te levantas solo pensando en esto y en tanto más lo piensas menos aparece la solución porque menos puedes pensar! Te haz encapsulado! Rompe la burbuja, anímate a mirar otros aspectos de tu vida, toma distancia de tu problema, para poder oxigenarte y atacar la solución con otra energía! Deja de mirar tu ombligo y tu problema. Anímate a hacer algo por alguien, puede ser que tomando distancia de tu problema, comiences a ver la solución.

Buscando la salida

6-No esperes que los demás cambien, cambia tú! Si de veras, estás esperando que los demás comprendan y cambien, ya te digo, estás en problemas! Nadie va a cambiar por hacerte un favor a tí, solo van a hacerlo cuando sientan esa necesidad de cambio. Porque cambiar es algo trabajoso, asique no te quedes inmóbil esperando ese momento mágico en que el otro decida cambiar; más bien, hazte tú el favor, toma tú la decisión de empezar a cambiar hoy!

7-Rodéate de positivismo! Ideas y gente positiva. Ve por ellas, búscalas! Lee un buen libro, de esos que alimenten tu esperanza! Ideas que inspiren tu vida. Historias de vida que te conmuevan y te muestren cómo hicieron otros para sobreponerse a la adversidad. Aléjate del pesimismo y el enojo que roban tu energía. A la mente hay que alimentarla, pero al igual que el cuerpo no consumas ni comidas ni ideas chatarra.

8- Cómo se aprende a caminar? Caminando! Pues entonces se aprende a cambiar de la misma forma, cambiando! No hay fórmula, tu tienes que crear tu propia fórmula. Toma un aspecto de tu vida, uno solo, porque el que mucho abarca poco aprieta y empieza por ahí, si sostienes el cambio, con el tiempo tienes que empezar a notar cambios.

9- Busca vínculos de calidad. No busques amigos perfectos, busca gente más humana. No te relaciones superficialmente, busca gente con valores, que pueda enriquecerte desinteresadamente. Ellos te generarán una red de contención que te sostendrá en los momentos mas difíciles.

10- Tienes la llave, eres libre! Esta idea es mágica, tú tienes la llave de esa puerta que quieres abrir y eres totalmente libre para hacerlo. Solo hace falta que tomes la decisión de querer vivir mejor, te comprometas en el cambio y lo sostengas en el tiempo!

Comienza tu cambio ahora

Hay crisis y crisis… pero al transitarlas de todas formas son complejas y hasta a veces espantosas. Todas engendran la posibilidad de crecimiento y la necesidad de un cambio que una vez que lo descubras, será la salida de tu crisis.

Ahora te pido que de estas 10 herramientas elijas una sola, la que tú sientas que te va a ser más sencillo para comenzar tu cambio. Piensa bien, sé realista, la que realmente te animes a probar. Proponte trabajar en ese solo aspecto 7 días seguidos, toma registro diario de tu experiencia en una libreta, así podrás ir viendo tus progresos y con el paso del tiempo esto solo te motivará. Cuando empieces a ver progresos puedes ir agregando una a una, más herramientas. Veras cómo se fortalecen entre si unas con otras. No olvides que es un proceso, no busques el éxito, si no te sale, ya va a salir, lo importante es no abandonar tu lucha. La constancia y el compromiso lo son todo en este momento, aliéntate, ten paciencia y muestrate siempre tus logros por pequeños que sean, pues apoyandote en ellos irás por más.

Ahora que ya tienes herramientas, empieza a pensar qué aspectos tienes que cambiar en tí... te animo a que lo hagas! Prueba ahora! No mires el pasado que ya pasó, ni el futuro que aún no es, céntrate en el presente es tu mejor posibilidad de acción! Te aseguro que no llegas tarde, este es tu mejor momento para cambiar! Haz tu vida mas fácil!

(Importante: si leyendo este escrito, te haz dado cuenta que tu crisis es más profunda o que solo no puedes, no dudes en pedir ayuda a un profesional psicólogo)

Compartir en:

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *