Busca el sentido de tu vida
Inspira tu vida

Tú, ya tienes un por qué?

Qué huella quieres dejar?

A menudo pienso cómo contribuir a este mundo. De veras! tú también puedes hacerlo! Tal vez, pueda parecernos que solo gente iluminada, «elegidos» dejan huella, es que no todos nacimos para ocupar el mismo lugar. Pero huellas dejaremos todos, aunque no queramos. Por eso trata de dejar una buena huella, porque todo lo que das, de alguna manera te volverá. Tú, ya sabes qué huella quieres dejar?

«Quien tiene un por qué para vivir puede soportar casi cualquier cómo»

Esta frase es de Nietzsche, un gran pensador. Desde que la leí por primera vez, me atrapó esta idea, sencilla pero poderosa. Para mí, es el antídoto al «sin sentido», el remedio para la apatía y el bajón.

Buscando un sentido

Seguramente ya habrás notado que este mundo esta bastante complicado, vivimos a las corridas, muy estresados, hacemos mil cosas a la vez, priorizamos nuestros diálogos en grupos de chat a tomarnos un café con un amigo mirándonos a los ojos. Las presiones laborales, las cuentas que tenemos que pagar, el tiempo que no alcanza , etc, etc…nos atormenta la idea de solo pensarlo!

Posiblemente se nos haya olvidado por qué y para qué estamos acá! Sin un por qué y un para qué; no debería sorprendernos que nos sintamos por momentos vacíos, enajenados, perdidos y desorientados.

Encuentra tu dirección!

Pienso que siempre es bueno tener en la vida algo de que agarrarse, creencias, valores, algo que nos ayude a sobreponernos a la adversidad. En general, vivimos la vida como si nada fuera a pasar, pero ya te habrá sucedido; la vida no te pide permiso, y cada tanto irrumpe de golpe con un sobresalto, alguna dificultad o desafío que hace que todo ese mundo «equilibrado» que vivimos, de golpe, se ponga patas arriba.

Lo urgente y lo importante

De golpe caemos en la cuenta de que lo urgente ha ganado sobre lo importante!

Y qué es lo mas importante para ti? Por qué haces todo lo que haces? Dónde pones el acento? …en tus afectos? en tus vínculos? en el dinero? en que te ecepten? en ser querido?…. en qué…?

Pues lo urgente, la prisa, las tareas del día a día, nos han robado, el para qué! Detente! Podemos solucionarlo!

Cuál es tu prioridad?

Cuando le decimos a un amigo que no tenemos tiempo de verlo, eso no es verdad. Lo cierto es que él no es nuestra prioridad, por ende ocupa un lugar mucho más abajo en la lista de pendientes. Un lugar al que dificilmente llegaremos!

Es claro que todos tenemos que trabajar y seguir haciendo las cosas que día a día tenemos que hacer para vivir. Pero el punto está en el cómo. De qué manera lo haremos.

Por qué, para qué y cómo?

Si puedes responderte estas preguntas, créeme, vas a encontrar tu camino, tu dirección y tu sentido. Es difícil que te confundas, y que te confundan, cuando tienes claras estas respuestas. Son un timón cuando tu vida está en calma pero también serán un timón frente a los momentos difíciles, frente a la adversidad.

Aceptar las cosas lindas de la vida es sencillo, pero aceptar las dificultades, aprender a vivir con eso que no quieres lo mejor que se pueda, darle un sentido a ese acontecimiento que rechazas, ahí está el desafío! Pero una vez que logras aceptarlo y le buscas un sentido que le de sentido también a tu vida, es sanador! Pues habrás logrado no resistirte más, abandonar esa lucha perdida contra la realidad que tarde o temprano terminará imponiéndose. Y podrás poner tu energía en donde sí vale la pena!

Carga tus pilas!

Nada más motivador, como encontrar el sentido de tu vida! Y una vez que lo encuentras, solo tienes que avanzar para cargar tus pilas!

Ya tienes un camino que tomar, mientras vas por él, carga tus pilas, nunca se sabe cuándo vendrá la adversidad y necesitarás de esas pilas para continuar un tramo por ese camino hasta que vuelva a salir el sol. Y más nos conviene que cuando eso suceda tengamos fuerzas!

Haz probado alguna vez ir por la vida sonriendo? hazlo, despista a la gente y la contagia! Genera buen clima y hasta renueva la esperanza!

Haz intentado alguna vez hacer algo por alguien desinteresadamente, solo por el gusto de hacer algo bueno? Pruebalo, ya verás lo bien que se siente!

Tienes identificadas esas cosas que tanto bien te hacen? Esa canción que no puedes dejar de cantar o bailar? Ese chocolate que tanto te gusta? Esa charla con un tu gran amigo? Las cosquillas de los vigotes de tu gato? una tarde de sol? Reir hasta que te duela la panza? Todos tenemos esas «pequeñas-grandes» cosas que cambian nuestro humor! ve por ahí, todo el tiempo que puedas; el bienestar genera más bienestar!

Busca tu por qué, tu para qué y revisa el cómo! Esa sera la mejor huella que puedas dejar pero también será lo que te dará la fuerza para continuar frente la adversidad! Adelante, ve por más!

Importante: Si sientes que la búsqueda del sentido de la vida, excede estas líneas, no dudes en pedir ayuda a un profesional psicólogo.

Compartir en:

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *